_
_MARTA DE ARÉVALO
_
Comentarios críticos sobre
Romances
NOTA. Los dos primeros libros de la autora aparecen bajo el seudónimo "ISIS".
En Ojo de Leopardo su nombre aparece como "ISIS (Marta de Arévalo" y desde Avisos Varios en adelante firma "Marta de Arévalo"

Romances de la villa (1975)
Romance americano (1978, opúsculo)
Romances orientales (1976)
 
Claroscuro de romances

_

Romances de la villa (1975)

Dr. Raúl Blengio Britos. El Diario, Montevideo, 29 de agosto de 1975
_
Isis (seudónimo de la autora) ha optado  por los versos octosílabos para proporcionar en estos Romances (Montevideo, 1975) su emocionada visión poética de una zona de la capital que, sin duda, ama tanto como conoce.
_
Los premios que obra ha merecido – Premio Violeta de oro, Primer Premio en categoría Romance en el concurso de la Escuela Horizonte, Primeros Juegos Florales Hispanoamericanos, (1973) bajo el auspicio del Ministerio de Educación y Cultura, y Premio “Luis A. Cevallos” de  la Asociación General de Autores – AGADU- se ajustan, sin duda, a sus méritos.

_
_
_
Marcelo Constanzó. Revista La Verdad en Marcha, Entre Ríos, Argentina, 28 de septiembre de 1976
_
Se firma Isis. Se la conoce así en su Uruguay y ha sido triunfadora en nobles certámenes de poesía sin rebuscamientos ni ismoismos eroticursileros. En su reciente Romances de la Villa  hay mucho de copla alentadora, en cuartetas que no olvidan la trabazón que da mesura de belleza a la composición en  verso menos: “Pacífica y recatada/  vive su vida de aldea / esquiva de siglo veinte / la verde villa que sueña.” (pag.3); que memora diccionarios de tiza sobre argumentos de asombro: “La escuela tiene un olor / hecho de láopiz y alerta. / un aroma siempre intacto / de túnica y de bandera. “ (pag.11) ; que bordonea castellanos hitos con un  hymorismo oscilando entre la descripción y el oráculo. “Negrito manisero / piel de aceituna / por calles de la villa / no harás fortuna. // Maniserito/ tizne en flor, sol de esquina / vives del grito “
Y la noche que pone final- para un principio que todos anhelan- a este ramillete poético, un cordaje besado por dedos con voces y voces con manos...”Duerme la villa /  su paz nocturna / Dulce guitarra / tiembla y susurra”. 
_
Símbolo egipcio en sangre uruguaya.
_
_
_
Rafael Sánchez (argentino). Periódico Los Principios, San José, Uruguay, 7 de junio de 1983
_
Un nostálgico paseo por la Villa es el que pinta con sus letras la oriental poeta Isis. No es de muchos la virtud  de convertir una máquina de escribir en paleta, el negro de su tinta en policroma acuarela; el mundo reducido de un papel en blanco lienzo...No es para muchos la virtud de pincelar con sedas de la idea este paisaje, darle forma y darle vida, dejar sobre sus hilos invisibles expuestos el asombro de los duendes de sus poemas. Ni es de muchos la virtud de sumar vuelos y más vuelos, sin moverse, para dar - alas mensajeras - la frescura de ese patio de la vieja casona con su aljibe, la glicina y la palmera ... no falta en el magnífico tapiz la pureza, la blancura de una escuela, la inocencia feliz. el milagro de la voz de la campana y hasta "el busto de Varela".
_
Prosigue describiendo la poeta-acuarelista y estampa su sello inconfundible "Abuelo vendimiador/ que alambraste las hileras..." ( la Viña, pág.15 ) "Cielo arriba / cielo abajo" donde el gris sutil se entremezcla con asfalto y con  los jacarandáes, dibujados entre azules y alelíes, con ramajes que despliegan suspiros cual colosales abanicos ... No falta  a la cita el viejo carretero portador de la madera y los otros tantos personajes ambulantes, en su lírico tablero; ni el día con sus tres opciones, sobre la paz del arroyo y de la plaza, la mención de puentecito que nunca falta sobre el sueño de las aguas... Todo es posible en el mágico, poético telón de Romance de la Villa. Porque Isis fue paleta, pincel y acuarela. y artífice natural de un luminoso mural. No es virtud de muchos abrir surcos y nutrirlos de simientes portadoras de ideales; esperar proceso interno con fe y sabiduría. Recoger en cada aurora un ramillete perfumado de poemas. Convertir una villa en romántico libro de poesías. 
_
_
_
Graziella Pittaluga. Diario El Debate, Montevideo, Uruguay, 14 de diciembre de 1983 (fragmento)
_
Marta de Arévalo nació en Montevideo. Y decir así “nació en Montevideo” es algo más que un simple dato biográfico. Encierra una realidad para la cual y por la cual esta escritora uruguaya trascendió  el anonimato precisamente a través de un hermoso libro titulado “Romances de la Villa” , que fuera publicado en el año 1975 y que dedica todas sus páginas a enumerar y a presentar paisajes y personajes de un hermoso lugar montevideano que es Villa Colón. “Villa Colón es Lezica. / Siglo umbroso de eucalipto, / recia madera plantada / por abuelos ya dormidos. /Sangre dulce de las uvas / enraizadas en sus venas, / borracha de savia y viento / Villa Colón es morena. /Morena  como es España. / Como América morena. / Morena de maravilla / como dijera el poeta”.
_
Y en ese desgranar, ecuánime, lógico, positivo y por sobre todo, sencillo, transcurren las 65 páginas de un libro celeste que habla sin palabras  de una sensibilidad, de una personalidad y de un estilo, que evidentemente tenía que producir otras obras. No sé , sinceramente si mejores que aquel primero, por la intensidad de lo diario, del acontecer de su propia existencia mientras mira crecer a sus hijos que muchas veces se evaden de su vida mientras ella dice: “Porque es tarde de domingo /el futbol los llama a gritos. /El grande juega en un cuadro / y sueña a jugar el chico”.
_
No es posible escribir así indeterminadamente, porque Juan Ramón Jiménez jamás volvió a su “Platero” sabedor de que aquel “buscador de estrellas” vivió una sola vez en su alma o en su mente y el milagro ya nunca se repetiría... Dice Marta de sus pequeños: “El sol de oro resplandece / desde el campito cercano. /Algo me roba luceros / esta tarde de verano.”
_
Unamuno expresaba: “Qué difícil es escribir fácil”. Me atrevo a opinar, sin embargo, que la verdadera raíz del escritor de raza, está precisamente en ese hilo trasmisor de sensaciones  que da permiso a gente como Marta de Arévalo, firmando aquel libro con el seudónimo de Isis, a expresarse con la lógica, sugestiva y señorial  a los que unos pocos pueden acceder. (...) Leer poesía es de por sí una hermosa aventura. Quién la creo tiene ya  de por sí, un privilegio: trasmitir su afán, su desencanto, su alegría, su gozo, sus expectativas y sus sombras.
_
... El hilo conductor  de que hablamos al principio está en toda la obra de Marta. Porque usa el rayo de sol, la brisa, la gota de lluvia o la tarde temprana para transportarnos, para viajar al recuerdo que de pronto se nos presenta vestido  de limonero en flor o de retama florida o de risa enamora doblando una esquina. (...)
(El artículo continúa enumerando premios y libros siguientes)
_
_
_
Romances orientales (1976)
Esta obra está dedicada a exaltar la figura y obra del prócer uruguay José Gervasio Artigas, fundador de nuestra nacionalidad. La obra fue recomendada por Enseñanza Secundaria, en las jornadas de profesores (1978). Poemas del libro aparecieron en la Revista Artigas de la Asociación Patriótica del Uruguay y fueron incluidos en la obra teatral Puerto de la Candelaria (1977-78-79). Varios poemas fueron musicalizados y también  incluidos en Lecturas de Apoyo para Profesores y Alumnos. Asignatura Moral y Cívica, Consejo de Enseñanza Secundaria Básica y Superior (1978, 100.000 ejemplares). En versión completa y teatralizada la obra se representó en varias salas por el Grupo de Expresión Teatral de Liceo Mariano, con dirección de la autora. La obra fue incluida en 1980, en el programa de lectura para las asignaturas de Idioma Español, Primero y Segundo año de Ciclo Básico, Enseñanza Secundaria.


Marcelo Constanzó. Revista La Verdad en Marcha, Entre Ríos, Argentina, 28 de septiembre de 1976
_
Vastamente premiada en su país, Uruguay, y asimismo en nuestra patria Argentina, esta poetisa que pareciera enfundarse en su Isis firmativo, sigue logrando aciertos y dando a la estampa trabajos fecundiosos y nada desprovistos de musicalidad y hondura épica, lírica, romántica. Sus Romances Orientales que acaba de aparecer por INCO, de Montevideo, obtuvo Medalla de oro en los II Juegos Hispanoamericanos, celebrados en la ciudad mencionada. Pone la obra ante la majestad de Artigas y introita con un “Romance a Montevideo” en los 250 años de su fundación.  Desde aquí comenzamos a ver firme y claro en esta producción Isisiana: “Patria baluarte del sol / ciudad de antigua muralla/ bien amada de la gloria / en las gestas legendarias”.
_
De ahí a ciertas imágenes acoplales tenemos un paso apenas “La iglesia de estampa antigua / las casa de barro y cal / cabildo frente a la plaza / y fuerte frente a la mar.” (pag.11) marginando ex profeso, alguna asonancia  en línea directa, que, aunque fáciles de haber sido subsanado, no desmerecen el todo realmente sugestivo.
_
Una de las más dignas labores  tiene cabida en “Grito de Asencio” principalmente en la primera sección integral del romancillo: “Ya está abierto sobre el alba / y lo trae la voz del viento / en los pagos de Soriano / resonó el grito de Asencio./ Se derrama alucinante / por el monte y en febrero / desde gargantas de gauchos / que desgarran el secreto.” (pag.19); sin que olvidemos el historicismo sin dialéctica de “Es la Patria” (pag. 42)  con pinceldas sencillas pero elocuentes: ÈMonterroso y Larrañaga, / dos nombres para la historia. /Se perfilan en la patria / la  cultura y la oratoria".
_
Hasta el último: "Yo vi volver al caudillo" inclusive, y con razones, todo es elogiable en la obra.

_
_
_
Marcelo Constanzó. Diario La Lealtad, Quilmes, Argentina, 31 de agosto de 1977
_
Escudada en esas cuatro letras: -ISIS- celebritando antiguas historias, mitos de nombres  con nombres, la poetisa oriental acude a una poesía plena, a un verso que, como en Romances Orientales tiene mucho de coplería, empezando por el dedicado a Montevideo en sus 250 años de fundación. Por allí dice con redonda formación estética que  “ La torre de la Matriz/ rodeando la brisa pasa / hasta lo alto del Salvo/ en rondalla de campanas,/ y se despliega a lo lejos/ cual perfumada sultana,/ en los suburbios risueños/ porfiada de verde y ala.“ Ern “Cielo del amanecer”, cuajan los ideales en aquello de "Tenemos la Ciudadela / Victoria la de Guayabos / Caudillo Frutos rivera / en pajonales de Salto".
_
En la página 56 vemos otro ejemplo: "La cruz del sur es el signo / con que mi patria se adorna / cuando la noche se calla/ entre estrellas luminosa" ... Predomina la copla, aunque algún romance bien damasquinado como "Yo vi volver al caudillo" no desdiga de la prodigalidad recreadora de esta poetisa que tiene una linda siembra cultural en su país, y sin exagerar, en toda la tierra rioplatense.
_
_
_
Dr. Pablo Troise. Diario La Unión, Minas, Uruguay, 13 de julio de 1977
_
DE CIELITOS Y CANTOS AL PAÍS
_
Romances Orientales es un breve poemario de Isis, solo nombre casi sugeridor, de su autoría. No totalmente identificatorio, pero recordable  como para saber que por su mano pasaron los “Romances de la Villa”, los poemas “Acentos”, “La viña”,  “Alma”  y “Romance de los grillos”; un cuento: “Desterrados” y otros (un conjunto) que titula “Santa Corazón de Pan”. Un primer premio (R. de la Villa), Mención de honor  en los Juegos Hispanoamericanos de Santa Fé, República  Argentina;  también en el Concurso “Manini Ríos” (Uruguay) e incluso Primer Premio Nacional, donde se le entrega la “Medalla de Oro de la Orientalidad”; sin perjuicio de un reconocimiento del Ministerio de Educación y Cultura de nuestro país (Por Santa Corazón de Pan- inéditos).

... Treinta poemas. treinta incursiones subjetivas (y sugestivas ) en la misma historia pujante y tutelar de nuestra tierra. Treinta poemas breves que recorren de modo sucesivo y sin demora: “San Felipe y Santiago”, “Eran los tiempos aquellos”, “Los años mozos”, “La colonia”, “El Sitio”, “La forja del Blandengue”, “La invasión”, Las jornadas de “Asencio” y de “Las Piedras”, “El Armisticio” , “El Éxodo”, “Ibiray”, “Es la figura de un chasque” , “La  Redota“, los caudillos, la Libertad... Treinta connotaciones que retoman los caminos de “Purificación” para redescubrir en el Poniente de las “ Horas Amargas “ el destino seguro y sustancial de los emblemas, fijos en un cielito de victoria; y seguros de ser - en todas partes - amanecer simbólico y canción.(...) “Romances Orientales” nos alcanza fauna, flora y paisaje, nombre y clima; protagonistas, héroes y testigos, fechas y aconteceres, desbrozados al claro impulso de una unión profunda, donde se rememoran - y trascienden - los grandes hítos de la  historia humana, con la que funda soles duraderos la conciencia del canto y del País.

_
_
_
Nilo Bruni, reportaje a la autora. Periódico Tres Barrios, 1976
_
Isis, tal el seudónimo con que individualiza y protege su identidad, nos recibió amablemente  en su domicilio, flanqueada por integrantes de su familia.
_
Un poco por curiosidad periodística y quizá por los relacionado con nuestro nombre, la primera pregunta fue dirigida a indagar el porqué de ese seudónimo.
_
“Empleo ese seudónimo, un poco porque mi segundo nombre es Luna y un mucho por razones que prefiero, en este momento, no precisar.”
_
Sus expresivos ojos brillan. Quizás una explicación del seudónimo, ya que en ellos se adivina una fuerza interior capaz de mover no solamente la pluma que plasmará en versos toda su iniciativa.
_
Los libros que hemos leído -Romances de la Villa y Romances orientales-  están escritos en versos, ¿toda su obra es así?
_
“La gran mayoría sí, pero también he incursionado en la prosa.”
_
Pruebas al canto. Hojea innumerables escritos y casi sin leer recita, poniendo en ello una emoción y un sentimiento que nos hacen pensar nuevamente en su acierto al firmar Isis.
_
Su primer libro editado, Romances de la Villa, dedicado a Villa Colón, junto a sus valores literarios encierra un hondo conocimiento de la zona y sus habitantes. ¿Es que estamos ante una persona originaria de Lezica?
_
“No nací aquí pero hace veinte años que aquí me mudé y me siento totalmente integrada.”
_
¿Cuándo comenzó a escribir?
_
“No puedo precisarlo, pero desde muy niña.”
_
Hojeando el libro que nos ha llamado la atención n os informamos de que ha sido distinguido con el premio “Violeta de Oro, primer premio, categoría Romances (...)
_
¿Por qué escribe?
_
“Escribo para agradar al duende misterioso que me habita” (versos de un poema)
_
Si alguna de sus hijas le manifestar asu interés en escribir ¿qué le diría?
_
No improvisa su respuesta. Ya isis ha contestado una pregunta similar a una joven...”Si elegiste esa senda, tendrás que acostumbrarte a estar sola...”
_
En el corto lapso que va de 1975 a 12976 edito dos libros. El segundo, Romances orientales, con carátula hermosamente diseñada en forma y color por su hija Graciela, alcanzó también honrosa distinciones . En él, muy relacionadas y expresados se encuentran los hechos más sobresalientes de la gesta patriótica que culminó con la independencia de nuestro país.
_
Vemos allí versos titulados “Grito de Ascencio”, “La Piedras” “Primer sitio” “El Exodo” “Purificación“... Y en todos ellos una exaltación a la entrega y el heroísmo de aquellos nuestros antecesores. “Ya amanece por el sur /es nuestra Montevideo./ El fusil y la tacuara/ hablaron nuestros derechos.”
_
(Continúa y finaliza el reportaje con poemas del libro)
_
_
_
Juan Ilaria (Premio Nacional de Literatura y ex presidente la Asociación Uruguaya  de Escritores/AUDE)
_
Los poetas españoles, populares, costumbristas, de cristiana entrega a viejas tradiciones sentimentales y a ciertas prácticas patriarcales, son los que más  han cantado  a sus respectivos solares, a sus rincones de paz y sosiego, con una remisión cándida, al tema de la soledad aldeana, de la muerte, de la vida vegetativa, de la voluntad unitaria, para ennoblecer el quehacer de cada día.
_
Y Marta de Arévalo le canta a su Villa, y a las instituciones que la conforman: la escuela, la casona, la Plaza Vidiella, la casa callada en el tiempo, con abuelos que ya están en la leyenda, el arroyito, un velorio, y a los personajes que rescata, con amor, del olvido. Es el toque costumbrista, que emociona sin caer en el trance melodramático. Es la deuda emotiva que se  paga por el cultivo de la sensibilidad. Es el reencuentro con las cosas y los seres que reclaman el bautismo sentimental y el sacramento de la palabra que consagra un pasado ya mítico.
_
En Romances Orientales, que apareció en 1976, hay un mayor despliegue de elementos menos unilaterales. Existe evidente confluencia entre su sentimiento y su realización, entre lo objetivo y la mística colonial, entre el lucero y el despertar de la ciudad de San Felipe y Santiago.  Hay, en los temas, una emoción, estado del alma del poeta, que todo lo idealiza.
_
Canta el cuadro la memoria de conjuras secretas, la exaltación del Héroe.  Forzosamente la desigualdad en el tratamiento de los temas, es evidente, pero débese a ello, el hondo estremecimiento del poeta.  La regularidad formal es imposible cuando desborda la emoción, que quiere trascender todos los ambientes y llenar tiempos de nuestra historia.
_
_
_
_
Romance americano (1978, opúsculo)
Romance transcripto íntegramente en el diario El Centinela, Táchira, San Cristóbal, Venezuela; y en el periódico Los Principios, San José, Uruguay.


Adolfo Rodríguez Mallarini (profesor). Su carta, 5 de septiembre de 1979
_
... Muy gratamente impresionado he leído esta nueva manifestación de  su inteligencia creadora, laureada con justicia en la República Argentina.
_
Hay en su romance  virtudes estilísticas dignas de todo encomio. Versos de sólida y gallarda estructura. Un estremecimiento de epopeya suele correr a lo largo de sus páginas, en las que no obstante, mantiene encendida la luz de una ternura entrañable.
_
La felicito y adhiero a los votos que formula por el renacer de América "virgen de miel de guayabos y corazón de ananá".

_
_
_
Padre Pablo Pittini (1927-1989). Colegio Pío. Villa Colón, Montevideo. Su carta de 1976

Los tres libros (R. de la Villa, R. Orientales y R. Americano)  constituyen un conjunto armónico y melodioso... "in crescendo". Fue albor y aurora en el Centenario de nuestra Villa; nimbo de luz en las colinas de la Patria; y alcanza en el nuevo Romance, volumen histórico; el ayer, el hoy, el mañana de cada nación y cada raza americana cantan con fidelidad.

_
_
_
Luis Eduardo Pérez Pereira. Diario Los Principios, San José, Uruguay, 7 de septiembre de 1978
_
Romance Americano  ...  constituye un poema de alta calidad lírica, en su género de impecable forma y fondo. Al escanciar sus versos responden sus octosílabos a la tradicional disposición de libertad en los impares y asonantados los pares, armoniosamente concebidos con exactitud y donosura.
_
Rico en erudición histórica y literaria que da jerarquía de  una cultura superior en su autora. Un romance de excepcional calidad. Pero además es un romance raro. De rareza conceptual. Esta singularidad radica en que su autora está consubstanciada inseparablemente con la tierra americana; ancestralmente identificada, unida, emergiendo de la realidad telúrica Indoamericana. Su espíritu creador, en este romance, es un crisol de razas. Fluye ese influjo anímico o subconsciente de sus estrofas con acentuación sugeridora, con espontaneidad, al evocar sus ídolos y la proyección  del pasado legendario de sus mayores. Esto se capta como valor subjetivo en las estupendas y sostenidas estrofas romancescas. Pero para “ ver “ y “ sentir “ esta realidad, hay que releerlo con detenimiento y afinado espíritu de captación. Por estas condiciones de original poetisa, Isis constituye  uno de nuestros principales valores en la lírica femenina americana. 
                        ._
_
_
Dr. Pablo Troise. Diario La Unión, Minas, Uruguay, 26 de octubre de 1978
_
Un breve Romance Americano nos convoca -nombre, paisaje de mojón y estirpe- para que se proyecte desde Minas, su misionera voz continental. 
_
Como hemos dicho en otras oportunidades, Isis, Marta de Arévalo, ha dejado previamente Romances de la Villa, premio especial de AGADU, y luego Romances orientales,  Primer Premio Nacional, siendo seleccionados de este último poemas que pasan a integrar los textos de Ensañanza Secundaria como lecturas de apoyo para profesores y alumnos  de Educación Moral y Cívica.
_
Su nombre, (más que nada su nombre literario)  se suele mencionar en los certámenes  de narrativa y de poesía; ilustra toda una actividad  constante y pródiga  cumplida dentro y fuera de fronteras, reiterando en el libro y la revista , lo mismo que en el diario y el folleto.
_
Por esta vez, Romance Americano, distinguido en el concurso de la Municipalidad  de V. T., Santa Fe, Argentina,  al transcurrir diciembre 1977, nos alcanza – en función de  veinticuatro estrofas que contienen dos cuartetas  formalmente lineales cada una-  la realidad de América española, recreada, levantada, ya desde sus orígenes, a impulsos de canción y silencio, piedra y mar. Entonces surgen el ancestro heroico, la reposada dignidad de América, la descubierta América del indio, la fundadora estirpe de sus hombres y la raíz total del Nuevo Mundo.
_
De las trovas antiguas y lejanas de Portugal, retornan las ausencias.
_
De la “España Guerrera y Cultural”, viene un crisol de sangres compartidas, se hace voz primordial en el Salado; cruza las ruinas de Anáhuac, profana la soledad boreal del Amazonas; silba en el Uruguay como los pájaros, y envuelto en bronce y cobre se demora para adorar sus dioses en Tikal.
_
Por eso nos dirá sencillamente: “¿O fue el indio legendario / taciturnos en hosquedad / quien me dio el amor al árbol / y el gusto a la soledad?“; si no, prefiere recorrer los tonos neutros  y amortiguados de la vida de cada población cuando recuerda: “Desando silbos de quenas / en orquídeas de ansiedad/ y soy roja con los ceibos / a orillas del Uruguay/ caminos del continente/ vieron mi cobre pasar / silencioso como el puma/ y como el tiempo fugaz.” ; o se prueba con las ocho sílabas la estatura del Ande cuado escribe: “Oculta está en las entrañas / espinosas del nopal / y en los silencios profundos / de los viejos aimarás”; o “antes del tiempo del Inti / y de armadura en metal” o  “virgen de miel de guayabos/ y corazón de ananá” , o “ en el lago de Atitlán / y las paredes salinas/ de la audaz Zipaquirá”.
_
De ahí que su Romance Americano - sencillamente escrito, pero sólido - se vuelve pampa inmensa, tumba y aire, secreto contenido, siembra y savia, raza arisca y ejemplo, hiedra y Paz. Tal vez porque la autora ha proclamado - desde lo más profundo de su nombre, sea cual fuere el tiempo y la distancia - su “indeclinable voluntad de paz“.
_
Así nos deja (como en paz) su América, sus mestizos cenceños, sus demonios, su paisaje de nombres en el viento, las máscaras rituales, para que en cantos aparezca el hombre sobre los salitrales y los templos, creciendo la vieja estirpe del silencio. Forja su propia voz y se hace canto, trabajo compartido y claridad.
_
Breve Romance Americano, el suyo; pero esforzado y fiel como la raza de navajos, de quichuas y caribes, de araucanos, apaches y tehuelches que alguna vez en sus lenguajes vivos (nahuatle, maya, guaraní ...) llamaron por sus nombres al sol, mientras buscaban, desde que “ hubo un tiempo entre los tiempos “ los mojones profundos de su tierra, para que fuera América, paisaje, nombre, estirpe, mojón, identidad.
_
_
_
Claroscuro de romances
Obra en parte inédita, constituida por varios subtítulos, algunos de los cuales aparecen en_Antología de la poesía cósmica de Marta de Arévalo.


Juan Ilaria (Premio Nacional de literatura), octubre de 1984.  Para posible prólogo
_
Aquí, el lenguaje del poeta, sin dejar de ser diáfano, abarca perspectivas en  continuidad dominante de la nostalgia, que tiene variados tonos. Esta poesía conmueve y desazona. No hace símbolos de conceptos y muestra una vida armoniosa cuando consigna el verso. Vida armoniosa no significa vida igual, sin quebranto, sometida a una voluntad introvertida. Aquí encontramos poesías  de origen síquico, otras que se caracterizan por su "irracionalidad estética", y las hay de transparencia anímica, en estremecedora disponibilidad de interpretación. Se piensa en una postulación insólita en la que se promulgan sueños que no determinan una moral de la voluntad. Sueños, no de raíz vital, sino que acentúan un nivel de amor a las cosas, pero sin subordinarse a la objetividad de una imagen.
_
Marta de Arévalo se llena de soledad para mejor acompasar su sombra. Mucho después del tiempo, crea su tiempo propio y clausura tropos, sin afectar la magia final del verso. La historia de un pasado  lejano o inmediato, se convierte en ella en parte integrante de una comunicación  hermética, pero que sugiere otros mundos sensoriales. Hay una auto-estimación de su "yo", pero sin egocentrismo, un sentimiento que se interpreta dulcemente, sin frustraciones sentimentales. Se evidencia en los poemas, más que una acendrada voluntad de superar transitados tópicos, un anhelo superior de desarrollar su facultad creadora, sin inhibiciones. Su patrimonio lírico parece no agotarse nunca, cualquiera sean los temas que aborde, siempre operando sin artificios. La suya es una poesía indemne a una ética o a un culto determinado. Aspira a encontrar una edad poética.
_
Claroscuro de Romances es un libro de expresión y culminación de un afán poético solidario con esas cosas que perduran más allá de la historia y del recuento lírico, hasta alcanzar con el tiempo el signo de madurez que acredita el auténtico ejercicio poético.
_
"Hay en mi almohada de nadie", "La Colorida Rosa", "Romance del caminante" e "Imagen" son logros perfectos en esa obra de creencias últimas, de esferas subconscientes, de potencias oscuras, de intuicionismo gozoso. Se trata de composiciones unificadas en un mismo destino conceptual. Es el quehacer humano y el deseo humano hecho poesía, sin referencias concretas ni objetivas.
_
Claroscuro de Romances está constituido por libros muy personales, con poemas que atraen de inmediato al lector, con hechos poéticos dominantes, donde parece ejercerse un magisterio lírico. Más que poesía de disciplina rectora, es obra de gracia, intangible, de luz zodiacal, donde el silencio juega viejas nostalgias. De sus composiciones trasciende una armonía que  se va desarrollando  para producir el acto emotivo en el ánimo del lector. En estos sub-libros hay romances de indudable calidad, donde se advierte una madurez expresiva, un lirismo decantado y un dominio de la imagen determinante, para consagrar las asociaciones humanas y restituir a la poesía profana, sin vanos metafisiqueos, algo que tiene acceso, sin frondosidad verbal, al pensamiento divino, en una abstracción, diríamos, voluptuosa.

_
_

_
_
__
Regrese a la página inicial de MARTA DE ARÉVALO
__
_
Diseño web - Copyright © 2005-2010_Asociación Canadiense de Hispanistas
Texto - Copyright © 2010_Marta de Arévalo._Todos los derechos reservados
 
Página puesta al día por_Felipe Quetzalcoatl Quintanilla_el 8 de marzo de 2010
_
_
_
Número de visitantes* desde el 1 de junio de 2009:

myspace counters
__
**Visitas a cualquier página de http://fis.ucalgary.ca/ACH (ACH,  RCEH y RC)
_