__
GLADYS ILARREGUI

Poemas

__
La vida y otros efectos personales
__
saldrá la mujer a la calle con su teléfono celular 
mirando el otoño, Basho ya no saldrá de su escrituras
en su casa quieta,  no saldrá el sol ámbar transparente
con sus raíces duras, no habrá cómo decir en ningún
idioma la vida es perpetua. Eso se reconoce a cierta
edad, ciertas piezas rotas de un juguete son todavía
más importantes que lo que está perfectamente en su
lugar. Como el amor no está en su lugar, como la 
vida es un espejo fuerte y siempre opaco, como un
caligrama encierra una música precisa que sin embargo
se disuelve, como un mechón de pelo detrás de la oreja
como una mujer que corre y toma el metro, como un
hombre de ojos rasgados que detalladamente mira 
el tiempo, en mis ojos / en las ventanas de una tienda.

Un movimiento irrepetible surge del atardecer y
oscurece los pasos. Y el viento dibuja una palabra.
Adentro del mundo hay un corazón salvaje e inquieto,
pero muchas veces detenido,  cuando se escribe
de frente a la edad, al peso del tiempo en el mundo
cada silencio es importante. En cada caída de la mano en
el pincel, cada vez que se deja algo inconcluso,

hay más posibilidades de acelerar una verdad sobre 
uno mismo. Como en los trozos de vidrio partidos en la calle,
hay un viaje único de los objetos a su ciudad oculta.
__
_______________________________Ikebukoro, 2003
__
__
Un corto viaje alrededor del mundo
__
como un árbol amarillo salvaje
como una hoja que hereda su destierro
como el tiempo podrido y perturbado de los objetos
solos en una caja oculta en una habitación abandonada
como vasos partidos, platos heredados, hojas de 
partitura de una canción ajena, todo el espectro 
de la imaginación en la mudanza del otoño, de la mujer
de la mano que surge cerrando un cajón
para tocar una lapicera y escribir un rotulo, 
una identificación a esa manera de mirar el mundo.

Como si algo no se nos escapara de la mano: 
la inocencia, la libertad, las formas del respeto
por esas hojas viejas por esos árboles acribillados de
sol en el patio, por esos trayectos de la agonía 
a plena luz entre las ventanas.

Por un amor uno hace muchas cosas que no tienen
sentido, y después se reacomoda esa memoria con 
cómos y por qués. En la realidad dos personas 
caminaban en un calle sola. Esa es la historia del
planeta de la casa de la caja con unos vasos de vidrio
que a contraluz irradian como espejos.


_
__
Regrese a la página inicial de GLADYS ILARREGUI
__
_

Diseño web - Copyright © 2005-2013_Asociación Canadiense de Hispanistas
Texto - Copyright © 2013_Gladys Ilarregui._Todos los derechos reservados
 
Página puesta al día por_Felipe Quetzalcoatl Quintanilla_el 1 de febrero de 2013
_
_ _