EXPOSICIÓN MURAL Y VIRTUAL DE POESÍA Y ARTE EN HOMENAJE A MIGUEL DE CERVANTES EN EL IV CENTENARIO DE DON QUIJOTE

Congreso de la ACH, 28-31 de mayo de 2005

_
_
_
POEMAS
_
OBRAS VISUALES
_
  • Miguel Barahona (Honduras):
  • Agustín García-Espina (España):
  • Fernando G. Jerez (Cuba):
  • Naomi Levin (Canadá):
  • José Mañoso Flores (España):
  • Óscar Poliotto (Argentina):
_
_
 
EN LA MANCHA DE MI ESPEJO
Cristina Gutiérrez Richaud (México)

Bajo el agua me resguardo de la lluvia
y sin paraguas,
compro víboras de cascabel
porque les temo,
acaricio a los locos como quien se acaricia a sí mismo
frente a su propio espejo,
me levanto de noche para mirar al sol
y escalo las paredes de mi alcoba
hasta quedarme dormido sobre el techo.
Colecciono aspas de molino
cuando presiento que alguien puede ceder
a enfriar el pan dentro del horno de la costumbre;
y me intoxico con el mismo vino hondo y negro
de la melancolía de no ser una hormiga más
en esta manchega llanura.
Ah, se me olvidaba,
también me divierten los cangrejos.

LA LUZ NO ENGENDRA SOMBRAS EN LOS SUEÑOS
Fernando G. Jerez (Cuba)

La luz no engendra sombras en los sueños
mas la ausencia de sombras no libera los cuerpos:
la tierra de los sueños los absorbe en silencio
hasta integrar un único misterio.

El corazón carece de razones
cuando la luz no engendra las sombras del desorden:
la razón en los sueños desgarra mis entrañas
con instintos de fiera acorralada.

¡Refugiarse en los sueños! ¿Quién pudiera
por un tamiz de dicha hacer pasar recuerdos,
vestir de realidad una quimera?

¿Dónde descargar el golpe certero
que a la razón deslumbre, consumiendo la duda
encumbrada entre el sueño y la locura?

QUIJOTE ADIAMANTADO
Agustín García-Espina (España)
_
DULCE BELLEZA
Agustín García-Espina (España)

En qué olvidado alejamiento
se sentía aquel hombre encarcelado,
solo y abandonado,
entre barrotes enjaulado,
habiéndose ya hundido
entre recuerdos del pasado
por corredores depauperados.

Pobre y arruinado,
silueta negra y desgarrada
de cosidos remendado
con jirones ensartados
por saetas sepultado.

Halo de un imperio fenecido
por el cieno de los años,
eclipsado por el paso
de un cometa clandestino:
flamígero de oro y plata.

Que vida más funesta
la de aquel hombre enamorado,
para quien su destino,
pan, agua y algún mordisco,
para el resto de sus días:
Hipno brote de Hipocrene.

Amada hispana de ojos negros,
dulce y delicada constelación
de belleza sin parangón que,
a tantos ata en su fervor.

_
METAMORFOSIS DE ALONSO QUIJANO
Francisco Ucán-Marín (México/Canadá)

Alonso Quijano,
rico no es, no es pobre.
¡A inmortalizarse se propone!
A metamorfosis de Feliciano de Silva.

¡Don Quijote de la Mancha!
A bendición de Amadís de Gaula,
quien por la inspiración femenina, ¡Dará marcha!

Con Rocinante, un fiel caballo,
una dama en el corazón,
cual caballero en madrugada,
parte lanza en mano, amor, ¿Razón?

Y en esos momentos,
donde dudamos qué somos y lo real.
¿Caballero soy?.. ó solo ¿Soy normal?
La decisión final, quizá es locura, quizá es verdad.

¡Qué importa si la ceremonia es simple!
¡Armas!, Iglesia, vigilia y nombramiento,
lo importante es ese toque en el hombro,
que nos renace, ¡Cual invencible caballero!

El caballero elogia al Soldado,
Ejército y leyes, nos son fortaleza.
A quien muere y da todo en la batalla, ¡Gloria y grandeza!

Caballero andante ¿Cuerdo, o loco?
Es una gran persona, con un gran nombre
Sintetiza el Quijote ante el Canónigo:
el fin de la literatura y el principio del hombre.

En el final de una pequeña batalla,
creyendo al Quijote muerto
Sancho llora inconsolable, y el Quijote renace, 
¡Triunfante!, ¡Inmortal!, ¡Eterno!

DON QUIJOTE MELANCÓLICO
Agustín García-Espina (España)

_
QUIJOTE DEL INGENIO Y DEL CORAJE
José Mañoso Flores (España)

Quijote del ingenio y del coraje
cubriste con milicia y con su manto,
bordado de heroísmo sacrosanto,
la herencia de los Tercios, su bagaje.
Gran orgullo de todo tu linaje
no hiciste evocación de tu quebranto
tras sufrir dos heridas en Lepanto
y caer prisionero en abordaje.

Transformaste el combate en un soneto,
del cautiverio hiciste tu sudario,
con ocaso de última aventura
entregaste tu herido esqueleto
a la fosa de rojo trinitario
y en el último puerto y singladura
por la literatura,
consagrado por muchos otros genios
fuiste el Príncipe de los Ingenios.
_

ES SEGURA LA DERROTA
Carlos Somorrostro Guijosa (México)

    Morir cuerdo y vivir loco 
   Cervantes

Es segura la derrota
del Señor De los Espejos
contra la locura,
el reflejo hará más fuerte
y ciega a la fe.

Es el Caballero de la Blanca Luna
quien vencerá al mito,
iluminando con la luz del inconsciente
a la cordura de la realidad.

Suerte de pocos Hidalgos
vivir y entregar a la muerte nada.

_
FINVISIBLES
Miguel Barahona (Honduras)

La vida es un juego interminable… para tomar riesgos y burlarse de las reglas

Está parado en esta tierra  pedregosa
Frágil
el viento sopla a tirones
alrededor de su armadura.
El mismo se preocupa 
contra la perspectiva
de esta aventura, 
afuera, más allá…

lucha por las palabras
por las  utopías,
Justo allí
su escudero cansado
aprende absoluto 
a negar
la realidad
contra esos sueños de su señor.

Esparcen los dos 
el curso de la vida 
susurrando otra vez
en silencio 
que hoy puede 
tener todavía
otra historia 
sin final…

SUEÑO DE UNA AVENTURA EN INDIAS
Fernando G. Jerez (Cuba)

_
ROCÍN ROCINANTE
Blanca Espinoza (Chile/Canadá)

has decidido fijar un punto
que te ata a la inmovilidad
varón desarmado sin rienda ni bozal
hubieras podido renegar
la audacia de la palabra
que escribe Rocinante y se detiene 
disimular la ranilla que lleva
la hierba de Aragón 
tras tu miserable indumentaria
de rocín flaco y desgarbado
¿acaso no era tu expresión más 
chocante y radical?
hilvanar las ilusiones de
un malhadado caballero
hubieras podido no
amar la Mancha ni rayar la cancha
al revés
errante de erráticas sílabas
andante Rocinante
resoplando el verde de la España verde añosa 
sintiendo los huesos en el lomo 
tolerando la voz del Bueno
Grave y grandilocuente 
Mientras la pluma de Cervantes 
doblega tu voluntad
derrota de imposibles
grito humano de la tierra
en su sudor

_
SUEÑOS A RAYAS
Ángela Ibáñez (España)

Me destrozo en trozos de cristal
Rodando por este despojo que es mi cuerpo.
Me habéis hecho prisionera de la música
Y habéis puesto rayas,
Presos y carceleros, a mis sueños.
Pero no os odio, sería masticar serrín como vosotros
Respirar óxido en ceremonias  de oscuridad.
Mis pájaros aunque yo esté atada
Saldrán todos los días al mar
Y vestidos de cometa en la noche cantarán.
A través de estos barrotes de miradas
Vislumbro el mundo,
Oigo sus ecos en la lejanía.

Para mí es una nebulosa asombrosamente lejana
Que bulle rítmicamente en la galaxia de mi interior,
Como huellas en las dunas,
Se va borrando lentamente con el viento.
¿Es una historia que me han contado a mi? ó
¿una historia que he contado yo para alguien?
Me siento tan cansada como el tiempo;
Volver y volver siempre a empezar.
Apunto cosas en las paredes,
Apunto el tiempo cosiendo números.
Espero salir algún día, despertar alguna noche.
Celebrar una cena en el manicomio,
Una barbacoa en el sanatorio
Y cuando las camisas blancas,
Fuertes de fuerza, me rodeen mirando;
Comerme con pausa, con educación
El sol como último postre.
_
_
_
_
_
_
_
_
_
_
_
_
_
_
TRES MOVIMIENTOS AZULES
Luis Alberto Ambroggio (Argentina/EE. UU.)

  “…el caballero andante sin amores
      (es) árbol sin hojas y sin fruto, 
      y cuerpo sin alma”
      ( Miguel de Cervantes).

Basta con robarle
un instante al colibrí
para inmortalizar el aire.

La fascinación mojada del viento
acaricia la otredad como si fuera
el espejo blando de los sables.

Penetra la luz el bosque
con la lascivia de un río dichoso.
La noche encierra una gran distancia

y un duende.

(De Laberintos de Humo, Tierra Firme, Buenos Aires: 2005)

_

UNIVERSO QUIJOTE: LOCURA Y CREACIÓN
Ángela Ibáñez (España)

 

EL PALADÍN DEL AMOR
Teresa Berenguer (España)

Él sabe que no tiene más recurso
que adaptarse a la vida y sus sorpresas.
Se viste de guerrero desde el alba
para oponerse a todo lo dañino
con inocente arrojo y voluntad de hierro.

No le importa que piensen que está loco
porque así es como tachan al que busca justicia
y son los que presumen de sensatos
los que más necesitan vigilancia.

El amor se le cruza en el sendero
y lo persigue siempre entusiasmado.
Dulcinea es la luz para su mente,
es la que le visita en el delirio
y lo anima a luchar por la conquista.

Nada detiene al loco en su quimera
cuando deja el hogar sin un lamento.
La noche le sorprende sin abrigo
pero él se cobija en la esperanza.

Cuando amanece, el sol lo reconforta
y en el primer mesón pide alimento
para su ser caduco y desgastado.
Un poco de comida es suficiente
porque se nutre de sus ilusiones.

Y se enfrenta sin pausa a los molinos.

Esta vez es mi carta portadora
de todos los deseos de un roto corazón.

Querido Paladín de las causas perdidas:
No dejes de abrir cauces de ternura,
aprovecha que un hombre te dio el ser
para que fueras su mejor mensaje.
Demuestra a todo el mundo que tu lucha
obedece a una causa grande y noble
que todos deberíamos seguir.

Y tú, Miguel, amigo, si me oyeres,
rectifica el final de tu novela.
No devuelvas al genio su cordura.
Permítele seguir en la ignorancia
de toda la maldad que nos acosa.

Poema premiado el día 6 de mayo de 2005 en el Concurso "EL QUIJOTE" del Colegio Montpellier y Taller de Arte de Madrid
_
QUIJOTE ENTRE LAS PIEDRAS
Soledad Cavero (España)

Dicen que fue el andante caballero
un héroe por campos de la Mancha
sembrando el corazón a manos llenas
a fuerza de tejer celestes ideales.

Tan alto vuelo tuvo
en ese ir y venir de sus delirios
que fue la incomprensión de la cordura
el muro que marcó sus locas ilusiones.

Con tantas fantasías en el aire,
palabra y dama por bandera,
solía ser el desvarío sólo
escudo de la flor de su hidalguía.
No por reverenciar el embeleso
dejó de ser quijote a cada paso.

Si triste por la gracia de Cervantes
aún nos sobrecoge su figura,
más triste entre nosotros va de luto
por ser memoria nuestra
y habitar en la boca del olvido.

EL QUIJANCHO
José Mañoso Flores (España)

DON QUIJOTE Y SANCHO PANZA
Óscar Poliotto (Argentina)

_
LA NUEVA GESTA
Magaly Quiñones (Puerto Rico)

Si Cervantes viviera en este fin de siglo
haría un Quijote guerrillero, un individuo raro y peligroso,
un barbudo siniestro.
Y si hubiera nacido en esta tierra pobre,
a orillas de esta América,
la leyenda hablaría de un líder campesino
o un citadino obrero, de los de machete en la manga,
uno que se llamara Juan o Pedro.
Y una mañana hecha de sol, toda hogueras,
poblada de bandidos mercenarios,
hecha de salteadores y tecatos sonámbulos,
el loco marginado, el héroe nuevo,
cruzaría amanecido las ciudades, vejado y esposado
como un vulgar galeote moderno.

Habría que comenzar…, sin casa, sin frontera,
hizo el pan con sus manos; sin dama, sin adarga,
sin escudo, sin yelmo, salvó lo que era suyo y era mío.
No anduvo ni a caballo ni en carroza; donde vivió, creció
cuanto al alma tocaba, su patria fue el valor y el sacrificio.
O habría que decir…, en sangre, no en granizo,
el de figura triste, el elegido, dejando una vez más
en brazos de la incierta fortuna el devenir de un natural oficio,
partió desde un rincón de la galaxia y llegó a nuestro mundo,
al Caribe, y se internó tristísimo en zaguanes oscuros,
en selvas derribadas en luto, en poblados pobrísimos.
Yo que lo conocí, lo ví bajando como piedra en el río.
Yo que lo presentí, lo ví retando al resplandor más fiero.

Y si fuera posible, si la Poesía fuera el ojo de la lucha,
si quedara de ella la flor, el canto, el hueso,
América tendría una nueva gesta y andaría
en la boca de todos, firme como sus ídolos,
buscando el aire de su corazón, despeñando enemigos
como estrellas, sobre la vibración de la Palabra…

_
EL CERVANTES DE DON QUIJOTE
Nela Rio (Argentina/Canadá)

Era el grave caminar 
definitivamente emergiendo
de una clara fantasía.

Era otra vez la meta y el encuentro.

Por los espacios escritos
resonaba el clamor 
de aventuras aún sin formas.

El que escribe, creciendo en la noche 
que deshace al tiempo, 
no imagina que el papel,
vertical en la creación que transcurre,
se detiene un momento en nuestros ojos
y sigue caminante hacia otros siglos.
 

La palabra tiene
la exacta naturaleza de aventura
que supera nuestros propios sueños.

“...resonaba el clamor 
de aventuras aún sin formas...”

_
AL QUIJOTE (poema y memoria de él)
Juan Antonio Ramis Vaquer (Argentina)

En homenaje a doña Dulcinea del Toboso, y a una dama del otoño, que me la recuerda y que sólo yo me la sé.

Dijo el caballero de la Triste Figura, con su yelmo al sol, a su escudero en Sierra Morena y de pie:
"¡Paciencia, y escarmentar para adelante!"
A lo que Sancho respondió, como si lo hiciera desde Argamasilla del alba:
"Así escarmentará vuesa merced de la guardadora del castillo, que el retirarse no es huir, ni el esperar es cordura cuando el peligro sobrepasa la esperanza.
Que de sabios es guardarse hoy para mañana, y no mañana para ayer... ni el aventurarlo todo en un solo día... ni que quede nada por hacer”.
El hidalgo de la Triste Figura suspiró recordando a Doña Dulcinea...
Era la intención de ambos guarecerse en Almodóvar del Campo, para no ser hallados si La Hermandad los buscase, y Don Quijote, viendo llorar a Sancho, lo consoló con las mejores razones que tuvo (todas).
Limpió el escudero sus lágrimas y templó sus sollozos agradeciendo al hidalgo la merced que le hacía.
Sancho seguía tras su amo y Rocinante con él... montando el escudero su jumento de labriego castellano.
Sancho halló, además, cuatro camisas de holanda, y en un pequeño pañuelo, monedas de oro encontró.
Se deslizó de alabanzas por tal ventura. Don Quijote, en cambio, pensó en los enamorados errantes y dijo melancólico:
"De ellos digo, que en sus coplas, hay más espíritu que primor...”
Y cuando la borrasca del retablo se acabó, todos comieron en paz.
Era ocaso y otoño. El telón de la llanura, ocre, se volvió de oscuro azul.
Dios los despertaría a todos -a Dulcinea también- al día siguiente, al amanecer.

HISTORIAS URBANAS
Miguel Barahona (Honduras)

_

QUIJOTE
Naomi Levin (Canadá)

_
DON QUIJOTE
Víctor Montoya (Bolivia/Suecia)

Me ingresaron en este corral de locos, donde paso horas enteras queriendo amarrarme los dedos como el nudo de una corbata. 

Me agarro la cabeza y camino aquí y allí, sin saber qué hacer ni qué decir. A veces, de puro aburrimiento, contemplo el retrato de don Quijote que la psiquiatra, dulce como doña Dulcinea del Toboso, colgó en la pared del cuarto. Otras veces, atraído por el trino de los pájaros, salgo al patio y me siento a la sombra de un árbol, por donde pasa y repasa cada loco con su tema. 

Los locos hablan y hablan como locos. Hablan de la misma cosa y están al pedo. Uno dice: soy Jesucristo, y nadie le cree. Otro dice: soy Buda, y tampoco nadie le cree. Yo les digo que soy don Quijote de la Mancha y se matan de la risa.

Entonces, herido en mis profundos sentimientos, los miro uno a uno y les pregunto:

-¿Por qué se ríen? 

Ellos callan un instante. Luego contestan:

-Porque el loco no era don Quijote, sino el Manco de Lepanto alias Miguel de Cervantes.

Ante semejante ocurrencia, me retiro de la sombra del árbol y me meto en la sombra del cuarto, donde está el retrato del caballero de la triste figura, enfundado en herrumbrosa armadura y montado en un rocín de mirada loca.

_
ELEGÍA ESTACIONARIA
Emiliano Luna (Argentina)

______________________Para h.p.a.

Misterioso es ver todo así. Envuelto
en el sonido de las aspas tragando
aire, en pequeñas cortadas
con luz, en el ventanillo
mientras damos lugar al reposo.
Yo junto a usted sentado
molino dentro, sobre un banco de madera
en un lugar castigo de humedad.
Ya atardece
hay gotas con luz que estremecen
a cada lado rocían, uf! nuestro rostro,
enjuto y laso
con malos consejos
-Entre muchos quién no humilla?, consume
el deseo fugaz en pequeñas lamidas
que duran 5 o 6 segundos, de meses
de años cuota por delante en jornal;
aquí, alguien junto se duele, dice:
Y qué? Ahora
quién no llora al desierto ido
si uno llega y hay malditas flores
en pequeños monitores. Así
empieza otro sueño: un costado seno,
primero, y aquél pregunta a usted sentado
o sea que hay más razones?
para cada gesto del hombre/ ardiente,
junto a usted,
¿ una historia salvaje ?
¡Aspas golpean!,
con un parpadear lento
lento
ojo inmutable detrás de las aspas
densas, caídas.
Su intento de levantarse conmueve
acaricia mi voluntad deshecha
y llama a dar un paso/ hacia ese pequeño ventanillo acotado,
de esperanza. En cada miembro
sus huesos chirrían;
del desuso
se quejan en dolor. Para ver del otro lado
aguanto en el rostro, espesos abanicos
de calor del fuego del ojo
que golpea sobre mi, aún sentado sobre sus hombros,
sin dejarme ver quienes son esos hombres de a caballo
con lanza y escudo
que amenazan hacia aquí
con indómita voz:
-¡Infames gigantes, dejen de batir los puños!

Me descuelgo de sus hombros sin hablar,
sólo oímos el pesado abanico
entonces, nosotros nos vemos;
volvemos, dentro del molino;
y al trigo moliendo
nuestra mirada cae
ciega.

_
NOBLEZA INABATIDA
Francisco Álvarez (México)

Mesmo que dél fraguó tal hermosura
De armadura reverbera el sol que justifica
Ni la cordura más bella puede desta fallecer
Con tal envergadura que de bruma se alumbra
el quijote nunca sufrió de ninguna duda.

Ni blanco de luna, ni una avalancha taurina
Podrían doblar la nobleza inadvertida
Oílle, que a canto narra sus grandes aventuras
Pues dél saldrá lanza y escudo
Como si una gota de agua saliera del mundo.

Dél su memorable figura de cedro
Cual botones de grillos de plata
Con casco de tierra forjada en sueños
Espejo de caballería andante
Sacrifica la locura que para en uno somos.

Oílle, oílle cual palabras de valor en viento
Destas que por su nobleza no se abaten 
Pusiéredes tiempo y espacio roídos en credos
Mesmo el tiempo de comprender su razón
Es el tiempo dél su principal razón de ser.

Cautivo de genes en sangre corriente
Perseguido por lucideces que a nadie mienten
Deste canto saldrán sus verdades
Pues es la armonía de la vida su pedestal
Y su brillo el que al mar vuelve de piedra.

Oílle, oílle que no hay mirada que termine
Con los ojos del Quijote que cierran a veces
Y cuando miran el río de historias pasar
Es cuando sueñan lo que el Manchego sueña
Mesmo sueño que a vista de mortaja se enciende.

Vale.
_
_
_
_
SIN DUDA ALGUNA
Juan Ruiz de Torres (España)

La última palabra escribe
sobre el pliego de papel;
ya no le queda a Miguel
otra tinta en el algibe.
Pero en esas líneas vive
una memoria importuna:
de quien, por amar su cuna,
su alucinada meseta,
fuera Quijote-poeta.
Hasta hoy, sin duda alguna.

_
ENDECASÍLABOS QUIJOTESCOS
Susana Romano (Argentina)

Conmemoro los frutos cervantinos
En honra y memoria del hidalgo
El verso suelto ajusto y encabalgo
A puro castellano mi destino

En cada idioma vive, suena y canta
su cuarto centenario el caballero
desdoblado en fiel sombra: el escudero
quien del amo el sinsentido espanta

La cruzada libresca y azarosa
Narrada gloria trae a nuestra mente
Abierta y lista al sueño vehemente
Arremolina ejércitos de prosa 

Ardido en el culto aventurero
Pródiga letra y frase venturosa
Traspone las palabras y las cosas
Al crisol de los signos extranjeros

El barquero entre lenguas alejadas 
Lleva el rumor inquieto de los sueños
De aquel manchego que no tuvo dueños
Sino la dulce dama bienamada:

En su sentencia Borges me ha mostrado
Que Don Quijote es múltiple y es uno
Que Pierre Menard es todos y es alguno
Vertedor del idioma empecinado

Legados cervantinos conmemoro
En honra y en memoria del hidalgo
El verso suelto ajusto y encabalgo
Es puro castellano, y es tesoro

_
¿PENSARÁ VUESTRA MERCED QUE ES POCO
TRABAJO PINCHAR UN PERRO?
Marta Zabaleta (Argentina/Inglaterra)

__________Dedicado a Nela Rio

Lleguéme adonde estaba el perro y sin querer descargar 
de a uno todos los palos, simplemente le he explicado
que soy mujer, qué puedo ahora decir del Pater
si obro de buena fe para que su fama se ensanche... 

No me atrevo más a soltar la presa 
de mi ingenio en estos poemas, que en siendo buenos
desafíen la ira de los sultanes. Y a cuantos perros 
topara, aunque fueran marcianos, de sultanes les llamara. 

Puesto que no sólo de pan vive el hombre 
ni un solo abejorro hace la primavera, 
me siento, mujer, muy mala, a mi nariz la hallo falsa 
y le pienso siempre encima, en talento, y cuando duermo. 

Pero mira, señoría seria mucho decir 
que al canon lo uso a lo mas para fregarme 
O deciros que solo es la mía hestoria, 
pues enhebro palabras y reglas subordinadas.

Tanto duelen cuando no salen, y se pierden 
en mis gritos cuando canto en los trigales.
Como duelen esas noches censuradas, 
y los libros abortados por el amo de la casa.

Porque no tengo, Señor, nada de bella 
ni es mi figura esplendor de esta alborada, 
ni con molinos me bato, paso al frente mis pómulos ardientes 
y mis rollizas formas bailo mientras los marcianos ladran. 

Me parezco a una flor de primavera, y soy semilla,
un cántaro en la hoguera, y amarilla y azul, de voz ligera
uso plumas blancas para parecerme ángel: resentido
de rodillas os pide prenderme velas para preservarme encantos. 

¿Que me quede con su estampa, y sus sonetos? Vale
¿Que de niña, al manco no lo negaba? Era indocumentada.
Que admiré que estuvo preso, solo, que era pobre,
infeliz y pendenciero. Que di en la cárcel.Vale. 

Una golondrina no hace un verano, y pensarás todavía mi merced 
que es poco el trabajo que me has dado? Olvidaba decirte que 
esperes leer ‘Los genéricos’, que ya le estoy acabando,
y la segunda parte de mi vida silenciada. Lo hecho porque vales.

_
TRISTE FIGURA
Ana Aridjis (México)

Para encontrarte en el camino
puedo llevar unas ramas
que semejen el hilo
de Teseo que lo sacó del laberinto.
Mis raíces son de Grecia,
las tuyas de La Mancha.
¿Qué es el buen juicio?,
el mío, el tuyo,
tu siglo, este dos mil,
el amor platónico.
¿Qué hace ver lo que no es?
una venta en castillo,
molinos por gigantes,
hombres por aparecidos,
existes en la invención del lenguaje,
en la locura de vivirlo.
También he visto lo que no había,
guerras por ciudades progresistas,
pobreza por lo necesario,
ríos contaminados por aguas claras,
como todo se esparce y se busca, 
somos andantes del sendero
que se abre en su espacio,
noche, día, invierno y verano,
el mismo transcurso que me sigue,
el que llevó tu triste figura
en aventuras y hazañas.
Era la vida me pregunto,
la nuestra, la tuya,
o el alma se nos pierde 
cuando nacen las inclemencias
y levantamos la vista
para caer interminablemente.
Por qué el alba 
muchas veces, tarda en llegarnos
para vencer la batalla
de nuestra realidad, el trabajo,
la casa, la vida diaria.
Por eso, caemos una y otra vez
del trapecio de nuestro tiempo
dando maromas en el aire,
mirando los ideales como tú,
caminando las calles como un horizonte, 
también, caemos al mirar estrellas,
levantamos la vista para buscarlas
en nuestro cielo y perdemos tierra, 
descendemos de nuevo a otra memoria

donde alguien, también nos imagina.
MOLINO
Miguel Barahona (Honduras)
_
_
 

MI QUIJOTE
Julio Torres-Recinos (El Salvador/Canadá)

Pienso en ti
y entretanto
deambulo por las
marchitas periferias
de un poema.

Aguijoneo mi
quijote
y la ilusión
se eleva
o se pierde
o te encuentra
entre las
perdidas
puertas
viendo pasar los pájaros,
embistiendo
esa distancia
en la que
me diluyo
por alcanzarte.

Nela Rio y Toni Giménez posando delante de dos partes de la exposición mural
(XLI Congreso de la ACH, 28-31 de mayo de 2005, University of Western Ontario)
_
_

_
El Registro Creativo, en el Portal del Hispanismo del Instituto Cervantes
_
___
___
 
Copyright © 2005_Cada uno de los autores._Todos los derechos reservados
Diseño web - Copyright © 2005_Asociación Canadiense de Hispanistas._Todos los derechos reservados
Página puesta al día por_José Antonio Giménez Micó_el 1 de enero de 2007
___
___
Los derechos de los trabajos publicados en este sitio corresponden a sus respectivos autores y son publicados aquí con su consentimiento. A su vez, estos trabajos reflejan, única y exclusivamente,  las opiniones de sus autores.
___
Se prohíbe la reproducción múltiple sin previa autorización.