_
_
ERNA AROS PENSA
_
Poesía
_
AGUASAL
_
Yo sé
que me imaginas en tu boca.
_
Aunque no lo quieras,
te preguntas
si podrá tu océano
ser receptorio de tanto amor.
_
Cuando me sientas
se te arrancará la pasión 
en burbujas submarinas,
y tu canto como delfín herido
dejará una estela sobre la ola.
_
_
Sabré seducirte,
recorreré descalza
toda tu dorada orilla.
_
Como obsequio
cargaré un embriagador vino
en una copa de nácar,
y con mi cuerpo 
cubierto de la frescura del aguasal
llegaré 
al muelle con tu nombre.
_
_
_
_
PLACER
_
Tu cuerpo tenía secretos
en cada rincón de tu piel,
estaban guardados
para sacarlos en mi lecho.
_
Como recién nacido
lames y succionas mis pezones
hasta lograr
que la sangre
hierva en tus venas.
_
Gimes,
sureas amor como palomo en celos
y en grito animal
depositas en mí
tu néctar de hombre.
_
Sobre mi pecho
mueres los segundos
en que te desgarras el alma,
ahí, 
descubro que me amas.
_
_
_
_
AJEDREZ Y VIDA
_
Quiero jugarle a la vida, 
que insistentemente me hace recorrer 
los caminos en línea recta. 
Pero ella zigzaguea 
casi todos los días
y a cualquier hora 
para hacerme trampas.
_
No sé, 
cómo se las ingenia, 
para llegar antes que yo a la meta 
cada vez que intento ganarle la partida.
_
Me engaña,
usando  mi diario vivir como piezas de ajedrez
y las emociones como un comodín. 
_
Debo tener artificios semejantes ,
inyectarme como anestesia la indolencia,
y las emociones como comodín.
_
Intenté salir,
maquillada mi faz con polvos Rachel
para ocultar la palidez y la ira
con que despierto cada mañana.
_
Lo hice 
vistiéndome 
con un traje de falda y chaqueta,
como esas señoronas del siglo pasado.
_
Al girar la primera esquina
me di cuenta 
que se había escapado.
_
Tal vez la engañé al caminar 
con tacones altos,
por la calles mal asfaltadas, 
trastabillando
con un vestido de ramera 
y medias panties corridas.
_
Sólo quiero vencerla,
aunque llegue 
moribunda al fin del camino 
donde se encuentre algún color del arco iris,
que bajo una llovizna
se me vuelva lámpara,
dándome lumbre necesaria
para leer,
el poema de amor
que hay en las hojas amarillas de un libro,
último obsequio de un viejo poeta.
_
_
_
_
AMANDO DESPUÉS DEL VIVIR
_
¿Quién 
te puede ofrecer más 
que esta mujer?
_
Perfecta
en la danza del fuego 
y refinada en la caricia.
_
Tasa y evalúa…
si encuentras 
para la última etapa de tu vida
otra mejor alma 
para colmarla de tus lujurias.
_
Dime si te tienta
morder suavemente 
mis labios trémulos.
_
_
Para permitir 
que mi mano acaricie
cada pliegue de tu frente
en las tibias mañanas 
de otoños restantes
_
No eres un adonis
ni yo Eva del paraíso.
_
Tenemos cada vivencia 
impresa en los poros.
_
Eso me gusta,
puedo disfrutar 
de sabiduría y tiempo.
_
Y verdad para decir
que te quiero para mí
vivido y experto
vacío de pasado
desnudo en mis sábanas 
tal cual llegaste a este mundo 
_
_
_
_
PROMETO
_
Prometo amarte
y ser la hembra a tu medida,
prometo …
ser crioja ardiente a tu pasión,
marioneta a
tus pecados,
creyente a tus falsías.
Prometo…
licenciarme en tu lecho
y también
otorgarte un último candor.
Solo a cambio
que una noche
aprendas
a darme tu hombría
hecha ternuras.
_
_
_
_
COMO DIOS MANDA
_
Me atreveré a decir
que ya no puedo callar,
que soy hembra renacida.
Hoy me libero sin penitencias,
de lo que queda de mis recatos
que traía como herencia
corriendo por mis venas,
desde que me sometieron
a la creencia que mi cuerpo,
_
_
Fustigadores y castigadores decoros
impuestos por beatas a-libidinosas
inútilmente puritanas,
arcaicas y añosas,
gritándome que es pecado
decir que te deseo.
_
Me quedo con mis yerros y deslices 
orando a veces
para que no sean mortales
en aquellas ocasiones 
cuando gusto de gemir en tus brazos.
_
Ámame,
para felicidad de mi piel, cuerpo y alma
_
Prefiero confesarme culpable
de ser mujer plena,
a sentir el morir,
cuando no estás para mis licencias
y te espero enroscada en forma fetal
llorando mi soledad.
_
Pregono,
que insisto en traerte a mi lecho
_
¡Qué más da recibir miradas acusadoras!
Si las dueñas de ellas
son de lenguas de víboras
espantosamente 
más desencantadas que yo.
_
Que nunca se atrevieron
a pecar
como Dios manda.
_
_
_
_
OBITUARIO
_
Dice el informe que
Frida Kahlo murió de Diego
y Julia de Burgos de soledad sin sonido.
_
Me doy cuenta, recién ahora
que Pablo el poeta se murió de Chile.
_
Han muerto tantos de diferentes amores…
_
El forense explica a la prensa
que George Sand padeció 
de un cáncer llamado Chopin, 
porque antes de abandonarla escondió 
su alma en la caja del violín.
_
No me explico, 
cómo pudo abandonar este mundo
sin dejarle a su mujer la nota mi.
_
En la esquina 
de una página de últimas noticias
nos cuentan que Alfonsina Storni
pereció 
de tanto beber aguas del Mar del Plata.
_
¿Habrá tenido toda la sed del mundo
o la ausencia de los besos de Horacio 
la secaron?
_
Revisando La Gaceta nos enteramos 
que Pablo, cautivo de pinceles, 
inexplicablemente quiso morir
con los ciento sesenta y un 
retratos de su musa.
_
¡Qué ignorante de muertes soy!
la lógica dice
que el pintor irisa a su amada
y lleva su imagen hasta la muerte.
_
En las crónicas rojas 
leo que Virginia la loba,
desapareció mientras caminaba 
mar adentro con piedras en los bolsillos.
_
Increíble, 
lo que dice el certificado 
de defunción de Delmira Agustini
la desnuda esposa-amante 
desangrada en el cuarto del pecado.
Ella, murió del amor de Job.
_
Alcancé a hojear en un amarillo jornal, 
y tragué en amarguras con
todo el dolor 
que tenía Pablo el chelista. 
_
Sus manos en las cuerdas 
esperaron casi un siglo
para regresar a su Cataluña
pero sucumbió de ausencias.
_
Pienso en ellos
y leo el documento sellado
que me entregaron
en la puerta del mas allá
es el que verifica que yo,
he muerto de ti
_
_
_
_
ROMPIENDO MANDAMIENTOS
_
Yo me confieso 
ser merecedora 
de las penitencias del infierno
porque mato los pudores
para darte a beber 
de mi fuente pecadora.
_
Y ese cordero 
que quita los pecados del mundo 
tendrá cada domingo 
que volver a  perdonarme.
Tu cuerpo es mi eucaristía,
por ello desobedezco 
la sexta orden divina 
para seguir amándote.
_
Por tu culpa, por tu gravísima culpa
cada vez que me tocas 
en tálamo de musgo verde
soy la hereje que te ama y adora
por sobre todas las cosas,
rompiendo el primer mandamiento.
_
_
_
_
AZUL
_
Aprende a reconocerme amor,
       sé azul de olas humectantes
en las siluetas de mi soledad
encuentra cómo llegar 
a mi colina lasciva 
que parece olvidada

Sé agua de marea alta
y cuando sea preciso
elévame en tu cresta blanca
a la cópula de pasión incontenida
_
Quiero que seas huella imborrable 
que deje sobre mi carne
la húmeda frescura 
que poseyera Eva en su pecado original,
sólo así seré razón de tu costilla.
_
_
_
_
PARAVERSANDO CON LA MAESTRA
_
Gabriela, busco las palabras 
precisas para describirte
y no puedo abrir 
el abanico de expresiones
que necesito para ello, 
quedo pequeña, mínima, 
impresionada, 
hasta desprovista 
de mi idioma común 
ante tu palabra.
Camino 
por tu estela de versos 
donde tu figura fluye en 
dulzura almizcladas de dolor, 
trato de formar tu imagen 
de mujer y poetisa. 
Reintento escribir la 
página de tu inmensidad,
y empobrezco de inspiración, 
ni siquiera logro una línea 
para contarle al mundo lo que 
fuiste y lo que eres 
aun en AUSENCIA.
Maestra, 
caminando por tus versos, 
me asimilo en tus vivencias 
y me apropio 
de tu Desolación,
cuando me dejo llevar al ritmo 
de la Balada y los celos. 
Mi hombre, como el tuyo 
tiene otros brazos 
donde descansar. 
No sé si los 
Sonetos De La Muerte
fueron hechos para tu amado,
aquel día
que la tierra cubrió su urna, 
o para el mío cuando
esa noche que se hundió 
_
en besos ajenos. 
Son muertes diferentes, 
a ti la muerte 
te arrebató el amor, 
a mí el amor 
me dejó en vida la muerte, 
pero como tú, 
yo también a mi amado 
quisiera
Volverlo A Ver.
Acompañada de tus versos, 
muy triste 
me quedé en La Casa.
_
Como única compañía 
está El Ángel Guardián
cada noche tras la ventana
A veces insomne camino 
por los cuartos y silenciosa 
cubro los
Piececitos De Mis Niños
que sueñan con estrellas, 
y para sacar sus temores
enciendo una lumbre,
que tiene tenue luz y la forma 
de una Flor Del Aire.
_
Llego a Monte Patria 
reintentando igualarte, 
apuro mi tiempo.
Un día pensé,
como muchas aprendices 
de tu caminar …
que a pesar de las muertes 
por desamor, 
seríamos bellas
en cantos, odas, prosas
y por ello simplemente,
Todas 
Íbamos A Ser Reinas.
_
_
_

 
_
__
Regrese a la página inicial de ERNA AROS PENSA
__
_
Diseño web - Copyright © 2009_Asociación Canadiense de Hispanistas
Texto - Copyright © 2009_Erna Aros Pensa._Todos los derechos reservados
 
Página puesta al día por_Felipe Quetzalcoatl Quintanilla_el 1 de agosto de 2009
_
_
_
Número de visitantes* desde el 1 de junio de 2009:

myspace counters
__
**Visitas a cualquier página de http://fis.ucalgary.ca/ACH (ACH,  RCEH y RC)
_