_
EDITH LOMOVASKY-GOEL
_
Poesía

_
Enmienda a Alfonsina

El hombre de miembros fláccidos de miedos fláccidos está sentado y cataloga cataloga cataloga cataloga cataloga cataloga cataloga cataloga  firma un contrato invisible firma un seguro contra el fracaso contra los avatares de su miembro fláccido 
y después archiva archiva archiva archiva archiva archiva archiva archiva porque su eyaculación prematura ya no existe no hay nada prematuro ya no hay performance hay performance todo esto es una mise en scene un browsing incesante y remoto tan remoto cada vez en cada cita estoy más lejos más lejos todas estas citas son a ciegas no nos vemos 

no nos vemos

una estatua de mármol corroído se convierte en una momentánea fontana de trevi y echo al agua tres deseos sin moneda

dos tres diecisiete hombres pasan por la cita  despliegan su calvicie profunda sus sienes grasosas su hinchado vientre de comida suculenta negocios suculentos hombres con candados marchan por la pantalla de mi celular vomitan una fachada invencible de hombre perfecto

a veces lloran

y yo ejercito mi seducción infalible en la provocación de un éxtasis y otro clímax y otro clímax y otro clímax 
y después el silencio

la bendición del maravilloso delete de los cuerpos y  los nombres calma mis momentos

la permanente catalogación de los encuentros  teje en mis bordes una capa de seda y cristal 

es una noche de luna envolvente y rosa 
el vino es excelente 
el vehículo soberbio no me transporta el vino no me transporta tu fláccido brazo tu taciturna calvicie no me transporta nunca llegaremos a mayores tú y yo 

hombre pequeñito: tú eres el encarcelado y no me da ganas de abrirte el cerrojo 

yo ya abrí las alas 
                                                     y estoy lejos
_
_
Visita guiada
_
- I -

Estoy pintando
las paredes de mi casa

El desierto con nombre de verano
se arrastra por las calles
como una víctima 
o una plaga  esperando explicación

Alguien llegó 
al corazón de los mercados 
y ahora
otro desierto estalló

Los aviones sobrevuelan la siesta

Las leyes
piadosas del universo
han dejado 
el código de un  júbilo sin descifrar
una constelación de heridas

Aquí nos quedamos
en esta isla de reproches

Las paredes de mi casa
me abrazan con ese momento de barro
que tanto se parece a la bondad

Un  barro de sereno nacimiento busca las manos de la Hacedora

La canción circular inicia otro péndulo

Un útero gigante retiene mi cuerpo somnoliento ahora que las paredes tienen color por fin tienen el color del envoltorio de las almas la madre nunca muere nunca nace sólo en el abrazo de los amores que no llegan en los inviernos que no llegan en las alas mi dormitorio es el útero qué sed insaciable me lanza a las calles 
En el pasillo hay un rincón de verdor otro lugar otro tiempo otra religión sin terrores sin  el sacrificio sin la resaca de las deudas
_
_
-   II  -
_
La solemnidad de mi hogar es
una selva
una máscara
una matriz hermética
Y las criaturas permanecen
gestando una mirada 

Las paredes envuelven
la pregunta crucial

El cielo crepuscular responde 
Mi sonrisa responde mi cuerpo frente a la fantasía de aquel otro cuerpo que no bebe no invade no devora aunque la vida es una sola y el pánico está en todas las bocas en la sequedad de las encías la saliva se paraliza entre los corredores y las venas 

Aquí estoy yo
Aquí está mi deseo y mi silencio siempre cómplice 
Y sin embargo todos sabemos que estamos en el palco vibrante
Este tiempo aplazado es lo que somos
hasta que el hilo rojo nos contagia y entonces sólo nos queda el homenaje 

Cómo renunciar
desde otro espacio
a ese otro ojo marino
a otra antesala.

I wish upon a star

En este recinto de cáscara vegetal y campanas menores los libros me dicen cómo convocar al fugitivo que hay detrás de mi pública figura

Ya no vuelvo ni me quedo en este largo renglón por fin la luz se divide en noche y día y otro día por llegar qué suerte estar embarcado en la aventura indescifrable de las astronomías y el escepticismo de todos los quantums y la inutilidad de todos los glosarios del miedo qué bueno es por fin 
estar desnuda_
_
_
-   III  -
_
En las paredes de regreso
esta soy yo
este es mi camisón
mi seda
dibujo con los ojos
las secretas venas del embrión que renace
cada noche en las fronteras  de la leche y la sangre 

Estoy pintando las paredes 
de mi primera casa
aquella que jamás pisé jamás me vio aquella que conocen mis sueños de madre y de hija por nacer en otras vidas

Me siento capaz de recuperar  las paredes subterráneas

I wish upon a star

A qué se parecen nuestras sábanas de hilo vainillado por las hadas  alguien se pinchó y el palació se sumió en las sombras el tiempo sigue sin huecos

Adónde llegó la ronda de las brujas
tejidas entre la cuna y el apirión

Las paredes me salvan
del frío 
de mi pequeña humanidad
de mis flancos sin madre

I wish upon a star

Ahora llega
el escondite de la aurora

 *  apirión: en hebreo, litera, cama suntuosa de los nobles y los reyes
_
_
Revisión de los amores

para TJ, el hombre que sabe descifrar las estaciones de mi alma
_
Poesía 1

Te mezclas con mi sangre
y en la mitad de mi hueco

Dónde estás
             Yo jamás te encuentro me encuentro jamás encuentro 

             Nada
_
ahora que el trajín de las culpas 
es el único
vehículo
fiel

Mi cama es una encrucijada 
los restos arqueológicos de una pompeya
que derramó sobre nuestro desnudo
su lava.

Mis venas
eran para ti.

Para tu temblor y tus ganas de no haberme conocido  Ya no tengo aquella espera siempre a deshora  todo mi laberinto inalcalzable arde cada mañana entre las grietas

Crúzame la carne
con tu súplica

Ya no vendré.

Bébeme:
he abierto mi voz
he perdido las palabras que todos queremos escuchar .

No me bebas:
lo mejor de mi néctar no te espera a ti ni a tu voz ni a tu sangre cansada ni a tu temple de hombre sin hoguera sólo tus empalizadas me rozan prefiero el vacío el itinerario claro de mi soledad La melancolía es un fósil feliz que me alimenta de tu olor, tu aspereza, nunca decimos todo en la danza si supieras
si quisieras mi alimento de las manos si lo hubieras querido  tú, un pobre mamífero sediento de mis senos  me repito por qué el cuerpo de otro para sentirme viva me repito me repito me repito y deseo deseo que me olvides y nomeolvides nunca en tu baño ritual roza con tu añoranza el lugar mío y tibio donde empiezan  todas nuestras vidas 
_
_
Poesía 2

No tengo más
que un solo momento diminuto para ti
para tu voz con cronómetro
para tus prisas.

Nuestro encuentro irradia
hielo
después

No te quedes 
nunca
más 
en mí
ya no quiero 
nunca
más 
en mí
otras células

El porvenir no existe nunca existió 
Que nadie me mire que nadie me consuele con el mal de muchos

las frases hechas las echo por la borda y quisiera volver a los tejidos de mi infancia a las agujas de mi infancia al cuadro de una venecia melancólica que me llamaba a subir al transatlántico ya no se cruza ningún mar ningún borde este hueco entre las citas entre ciegos me cala hoy los huesos llega a los subsuelos
ya no voy a nadar no voy a pisar el frenesí ya la sensatez ocupará mis mediodías mis madrugadas don't take me for granted don't let me down mis muertos siguen siempre rondando mi casa aquí cerca y siempre tan lejos
_
_
Poesía 3

Tengo
tantos labios mudos.

Por fin no me llega tu piel
no por teléfono ni por el dulce recuerdo de una empalagosa canción ni por la trivialidad de un orgasmo unísono
El péndulo
se sale de las horas
y no alcanzamos el punto feliz del equilibrio 
 

Quédate en mis sueños
Jamás en mi biografía
mínima 

La fragilidad de mi pubis aún te nombra como a Ulises en estos momentos de nube en mi incredulidad en lo pragmático del cuerpo y un simple para qué no alcanza a borrarte de mi rosa más oscura

La marcha de los jardines
se olvidó de nuestra cita
_
_
Poesía 4

Pronuncias con tu aliento
todos los lugares comunes 
todo ya está dicho y sin embargo la relectura de nuestras cópulas me alimenta de un silencio qué es lo que hubo busco invento fronteras no las hay tú las inventas porque duele en la cama todo siempre y más después de nuestro manantial  ajeno
_
_
Poesía 5

Bésame
en las células
donde olvidamos a los muertos sin el Dios  revisor de los cuerpos y las almas .

Abrete la sangre
Tájate la piel
el hambre 
las certezas 
porque no las hay y lo sabemos sabemos todo y seguimos como si el mérito estuviera de este lado del dolor

Quédate con nuestro lenguaje
y el murmullo procaz.

Acércate a mi sombra.
Hunde en mi estanque
el  tronco incandescente no ceses de arder aunque seas invisible y el Mar del Norte
jamás 
te haya 
dado la razón .

Fundemos la casa
volquemos nuestro líquido en las rocas 

Huyamos 

altamar
_
_
Poesía 6

Huimos del sosiego
Cabalgamos sin montura
sobre el mar

Para volver con el emblema de la casa muerta la maleza crecida soy la bella durmiente la vigilia el príncipe sin corazón y fuimos felices y jamás comimos perdices ni un desayuno en Tiffany's 
Hubo y hay un hueco en las camas de este verano sin paciencia ni siquiera una marca en las agendas ni un apellido ni un nombre ni un álbum 
todo tan fugaz 

En las aguas de mi imaginación tocamos
el corazón de los moluscos
y las algas

Me invento un amante celestial
alado apócrifo
Para inventarme la sonrisa
que tanto favorece 
a mis pasaportes 
al viaje 
más allá de este jamsín


 *  siroco en hebreo
_
_
Poesía 7

Antes de las mudanzas
Desde un cielo sin inspiración
esquivando las basuras
los cartones llenos de pasado 
mi deseo
nombra a una columna de luz
intermitente

la intermitencia no me sirve ya no me alumbra oscurece mis mañanas y en este momento definitivo no sé si considerar desechable o nostálgica aquella esquina aquel cuarto de hotel de peregrinos aquel mar aquella noche de marea intempestiva

Dejo agonizar mis fantasías las mato de inanición les saco las mortajas y sin embargo la franqueza me reclama su porción de carne a punto de partir el mediterráneo me mira y el viaje me parece aún inmenso

Quiero irme con lo puesto quedarme con lo puesto quedarme envuelta en una manta invernal y por dentro siempre abierta
e invisible 

Bajo este disfraz de cordura y relojes estoy yo

Mi bosque sigue ileso
Nadie me ve
Nadie me toca 
_
_
Poesía 8

Mis senos
pronuncian el calor de las campanas
como las rosas de un desierto sin cruz

Cómo devorar el hiato de las horas y encontrarme
ante el umbral de mi casa nueva

Cómo y para quién
ofrendarme sin pudor
en el túnel

Cómo tragar la lluvia que se atreve
por fin
entre mis palmas

Enterré un ritmo entre las sábanas y alguien
lo robó
y lo malusó Coca Cola Sí Sí Sí Sí Sí Sí soy una latina pero quiero my share los regalos los tesoros no las sobras no las flores marchitas no me conformo con los restos de un hombre que no existió en mi historia no soy la samaritana latina calentona que querés no vine para romperte los silencios para salvarte del espejo no te invito a ninguna velada danzante amante susurrante No me interesa en absoluto el ocaso de lo que posiblemente nunca mereció la caricia de mis alas

No te cantaré nunca la canción de cuna que siempre te sonó ajena y salvadora 

No me salves no te salvaré ni dispongas de mi anatomía fluvial como si fuera un proyecto rentable con mínimo de riesgo si vienes a mí lo arriesgas todo y así debe ser te pido las noches sin dormir los diamantes de una mesa con el único manjar la incertidumbre de un final entre las cejas te regalo la escasez de un beso renovable siempre con una condición cien diez mil gestos de entrega todo indexado a mi placer  a mi tibia voluntad a la gran pregunta No me contestes dame tu hombro lo mejor de tus pupilas lo mejor de tu piel 
siempre te desconcertaré no hay tierra firme para mí ni para ti
_
__
de El libro de las horas lejanas

En Quebecq el hotel de hielo vive tres meses, desaparece de la vida y en cada invierno vuelve a renacer Pero eso no es la guerra no es la sed es la metáfora de unas carpas en la península arábiga es la caravana sabia sin consuelo no hay consuelo todo vuelve y nunca se fue nunca fue y si fue la eterna construcción del homo faber justifica nuestros días
Y si fuéramos eternos no sería mejor ni sería perfecto la caída de occidente tiene algún perdón siempre todo vuelve a serenarse en la contundencia de los péndulos

En  Quebecq 
alguien comparte el dulzor sisífico de las despedidas._
_
_
No existir

es ocupar un lugar de honor en los festivales huecos de un heroismo que no existe para un uniforme que no llora y ya no tiene ni brazos ni piernas  no existir es mucho más es todo  es la eternidad sin gloria la que nos toca aceptar  basta ya de falsificar personas memorables inmortalidades prestigiosas juventudes abnegadas

Hoy
cuando salía de mi casa 
me decía que la calle de este desamor no figurará en la crónica oficial de ninguna fotogenia y mi cuerpo mi cuerpo mi cuerpo mi semblante mi sonrisa nada fotogénica la delicadeza de una palabra a buena hora el triunfo de una promesa cumplida una sonrisa de ternura  la compasión existe cuando dejan de existir aquellas marcas mueren para siempre y además nunca nadie las tocó no tienen ningún nombre ninguna condecoración no existir es no esconderse de la muerte la vida se equivocó de hora de día de ciudad lo único certero es esta primera persona que ni siquiera deja en los adoquines su eterna mancha de dolor
_
_
Inmediatamente

Cómo puede ser 
que el lugar más cercano a nuestro alma
se vacíe entre las horas
Y las vidas continúan en las ingles
Las axilas
En esos ángulos iridiscentes del gozo
Solas
O con otro cuerpo extraño casi tangente a las preguntas

La supervivencia cierra las ventanas
Abre las ventanas
Se instala en las rodillas
Nos hace correr
Y demorarnos en un pálido balcón

Cuando ya se suponía
todo roto 
queda la voz

Tanteo las arrugas de la falda
El escote arrogante 
Una sonrisa entre los senos
Los jadeos de la reunión imaginada insisten
en su profundo esplendor

Entonces qué somos
Para quién somos
Cómo sabemos qué hay

Hay amor 
en mis células en el camino hacia los hijos que buscan un abrazo en  la distancia
En el plato de comida nueva
En el abismo entre las bocas

En las caminatas por la orilla hay muerte y una especie de feria 
donde todo se ofrece siempre hasta la huida 
Recupero el roce de sábanas secretas un satén de mentiras un desliz en los escalones hacia el sol, un ruego

La luna me responde entre los álamos y el murciélago se golpea indefenso los perros nocturnos son testigos de un paisaje sin el Dios de los reproches las ventanas de mi cuerpo están abiertas 

Mi casa se quedó atónita las despedidas son falsas las comuniones son falsas el vino invade los bordes de una lucidez que nos oculta 

Las frutas del verano se repiten en su derroche azucarado de alegrias 

El otoño no llega no nos llega alguien acepta el silencio donde hubo  un sueño con trompetas y un feng shui y la insinuación de un desvelo incumplido

Porque en esta vida todo se puede y todo puede ser aunque me duela te duela nos duela el diminuto ritual del ave fénix en el centro de mi caverna de mis cuerdas mudas me declaro momentáneamente huérfana viuda estéril
 

Porque el momento de la ofrenda del desquicio llega llegó llegará con mil nombres viriles existentes falsos necesarios como el bisturí y el agua

En mi tejido todo es posible  en mi piedra todo se rinde en mi carne todo queda aletargado hasta el próximo puerto
_____
_

  • Otras muestras de la obra de Edith Goel:
  • _
    __
    Regrese a la página inicial de EDITH LOMOVASKY-GOEL
    __
    _
    Diseño web - Copyright © 2005-2012_Asociación Canadiense de Hispanistas
    Texto - Copyright © 2012_Edith Lomovasky-Goel._Todos los derechos reservados
     
    Página puesta al día por_Felipe Quetzalcoatl Quintanilla_el 19 de marzo de 2012
    _
    _
    _
    Número de visitantes* desde el 1 de junio de 2009:

    myspace counters
    __
    **Visitas a cualquier página de http://fis.ucalgary.ca/ACH (ACH,  RCEH y RC)
    _