_
    CARLOS MORALES
    Poemas


    A España
     

    A España
    le duele la sangre

    la de muchos años y cuerpos

    la que está seca y la que es fresca

    la de las guerras rebeliones represalias

    la de los vivos que claman la de los muertos

    esa que es inocente

    y que vino de Guernica

    ay Guernica la sagrada

    cubierta por nubes

    de metal afilado

    ese día de primavera

    en que hombres fuertes

                lloraron

                            las almas

    que no pudieron abrazar más

    en que bestias crueles

                estrenaron

                            nuevos gozos

    ese dolor de ayer

    me explota los oídos

    me deja heridas internas

    pero no me ha vencido

    porque la vida sigue

    y la paz hará justicia  
     



    Heme allí
     

    Heme allí

    de pie

    con un poco de

    frío

    y los huelguistas

    pasan alegres

    cantando consignas

    y menos mal

    no hay espías

    policía secreta

    que tomen fotos

    y aprovecho entonces

    que mis manos aplauden

    a esa gente alegre

    y al día siguiente

    los diarios no mencionan

    mi presencia

    pero soy feliz

    por lo que hago  
     

    Qué lejos se ve la patria
     

    Qué lejos se ve la patria
    apenitas y con tristeza

    no sabes nada de ella

    ni cómo anda

    ni con quién anda

    te dicen que está fea

    descuidada

                sin arreglo

    te dicen tantas cosas

    para que alimentes

    tus flacas penas

    que de vez en cuando mueren

    atribuladas por tanta esperanza

    que tienes

    la patria está lejos

    porque no hay nada malo con ella y

    por un tiempo los buitres fueron espectáculo

    por favor hagan lo posible

    por tenerla cerca  
     
     
    Macabra sensación
     

    Macabra

                sensación

                            de frialdad

    recorriendo calladamente en las naves de lo absurdo

    las regiones escabrosas

    por donde nunca

    penetró el punzón del amor

    corroyendo lo que de clandestino

    pueda haber

    en el cerebro deshojado

    por el deambular de ideas

    de cómo abrir mejor

    la piel a punta de cuchillo

    afilado en la saliva del asesino

    pálido entre los vómitos de las ratas

    animales de cola larga

    útil para el suicidio necesario y anhelado

    cuando todo falla

    cuando todo cae

    mezclando la derrota y la ignominia

    en el último aliento del enemigo  
     

    Se llevan a Francisco

     

    Se llevan a Francisco

    se lo llevan otra vez

    vendados los ojos

    las manos amarradas tras la espalda

    la camisa rota

    y se le ven golpes

    de la culata del fusil

    el cansancio del interrogatorio

    lo agobia

    le dicen que es comunista

    que obedece consignas del extranjero

    que se hace acompañar

    por gente

    sin patria

    y le dictan

    de nuevo

    la sentencia

    los que tienen

    toda una vida

    saboreando

    la miel de las traiciones

     

    Francisquito

    no te pongas triste

    no

    aquí estamos con vos  
     

    Como estoy triste
     

    Como estoy triste
    porque Dios

    no nos escucha más

    no no piensen que sea blasfemo

    vamos gente

    todo lo contrario

    se ha quedado sordo

    por tanto grito de

    dolor

    angustia

    muerte

    y tanta sangre

    que clama

    y quién sabe

    cuándo estará sano otra vez  
     

    Oyó

     

    Oyó las balas
    sintió un torrente

    que ardía

    salir de su corazón

    que apenas

    había borrado

    las lágrimas de la partida

    y se cansaba

    a cada momento

                a cada minuto

    como con deseos de dormir

    y finalmente

    cayó

    para saborear lo amargo de

    la tierra hinchada

    de entrañas negras y viscosas  
     

    Dijeron que era un héroe

     

    Dijeron que era un héroe
    porque murió en una tierra extraña

    combatiendo a los pobres sus hermanos

    y no jugó fútbol americano

    no salvó a nadie en un incendio

    era joven

    veinte años nada más

    mi paisano

    que me hubiera invitado un par de cervezas

    y tal vez preguntado de dónde me salía

    tanta inteligencia

    y ahora me queda la pena

    de conocer

    a los que amaba

    para que también

    sequen las lágrimas

    de tanta muerte

    que me mata  
     

    Somos los dinosaurios
     

    Somos los dinosaurios

    que sobrevivimos

    la extinción

    y negamos

    nuestros huesos

    a los museos

    y se dieron cuenta

    que no estábamos

    muertos

    que nos forjaron

    en la guerra

    para construir

    la paz

    y aunque parecía

    lema de graduación

    lo supimos aceptar

    con la serenidad

    que nos daba

    el esquivar

    las balas

    al tirarse al suelo

    y pensar

    que ese día

    nos jugábamos

    la vida

    por la patria

     

                            Noviembre 16, 2012  
     
    Trabaja sentado
     
              Porque Costanza me lo pidió

    Trabaja sentado

    desde hace muchos años

    pero no es rey

    no es emperador

    no es empresario

    está allí

    en un rincón de esta tierra

    construyendo

    sus alas

    para evitarle

    trabajos

    a Dios

    cuando vuele

    por los cielos

    y hacer morir

    de nuevo

    a da Vinci

    de pura envidia

    y saludar

    a los principitos

    en los planetas lejanos

    para contemplar

    lindos amaneceres

    y de paso

    enamorar

    a una bella chica italiana

    y vivir

    cada día

    como el primero

    de su vida

     

                            Fredericton, febrero, 2013
_
__
Regrese a la página inicial de CARLOS MORALES
__
_

Diseño web - Copyright © 2005-2017_Asociación Canadiense de Hispanistas
Texto - Copyright © 2017_Carlos Morales._Todos los derechos reservados
 
Página puesta al día por_José Antonio Giménez Micó_el 1 de abril de 2017
_
_